Agradecimiento de D. José Luis Valenzuela Baudrand
27 Septiembre 2016

Me siento muy honrado por  parte de  Diego Utrera y Pablo Utrera autores de la novela histórica  Los Valenzuela, El Fuego del Imperio (I), por darme la oportunidad de expresar algunas palabras acerca de su obra.

Gracias a la ciencia del siglo XXI, que nos permitió comunicarnos más allá del océano y de los continentes, pudimos establecer una amistad virtual de 3 años y transportarnos juntos, a las luces y sombras del siglo XVI, una historia maravillosa, épica y heroica en la cual la fusión del conquistador español y el indómito pueblo originario chileno, constituyeron la verdadera alma de nuestra nación.

Esta mágica circunstancia tiene la oportunidad de conmemorar  una vez más  la histórica relación de nuestra Madre Patria con Chile mediante la vida heroica del  Ciudadano Ilustre de la bella ciudad andaluza de Andújar, Francisco Pérez de Valenzuela y López , de quien y después de estos años de aplicación, me siento aún más orgulloso de descender directamente de él.

Con mucho entusiasmo, mantuvimos una permanente y abundante correspondencia y  compartimos una  innumerable documentación histórica.

Día a día, me asombraba más la voluntad  de los autores en el proceso de investigación,  su conocimiento de los entornos de la época,  su capacidad de estudio y  sus deseos de acercarse a las verdades de la historia.

 Esta circunstancia, me llenó de entusiasmo  para escarbar  una y otra vez en los archivos y textos a mi alcance, buscando cualquier antecedente adicional, que pudiera aportar a su trabajo.

 Compartimos con eufórica alegría el momento en que  descubrimos que Esmeralda Pérez de Valenzuela y Verdugo de la Vega, la protagonista de la novela, dejó de ser ficción, confirmándose su real existencia.

 En efecto, antiguas notas históricas, nos indicaron que pudo sobrevivir a su padre y hermanos en esa  fatídica noche del 24 de Noviembre de 1599 en Valdivia.

Hoy en día, podríamos decir  que su obra tiene la solidez de un manual de historia, además de  la bella  prosa dramática con la cual los autores  desarrollan la trama novelística de sus protagonistas.

La riqueza del uso del  lenguaje  castellano, acompañada de la pasión que se imprime durante el desarrollo de la historia, es estremecedora y soy un convencido del impacto que producirá no solo en su ciudad y país, sino también en Chile.

Debo reconocer que he apreciado el gran apoyo que sus paisanos de Andújar les brindaron, gente de infinita cultura, amor por sus tradiciones y orgullosos de su historia.

En Chile existen numerosos apellidos de Conquistadores, cuya vida en estas lejanas tierras hubieron de tener y vivir las mismas gloriosas vicisitudes de Francisco Pérez de Valenzuela.  Es de esperar que ojalá bajo  circunstancias mágicas similares, podamos ir encontrando los hechos que otorguen  la gloria merecida de aquellos valientes y audaces soldados.

Solo voluntades    como las de Diego y Pablo Utrera, acompañadas  de la virtud innata en el relato, podrían hacernos revivir nuevamente la  aventura de reencontrarnos con nuestra querida España, nuestros ancestros más lejanos, quienes a través de sus espíritus, nos llamen a recorrer una y otra vez la entrañable  Andalucía

José Luis Valenzuela Baudrand

(Decimotercer descendiente directo de Francisco Pérez de Valenzuela y López).

Santiago de Chile.

Carmen Utrera
Nuevo comentario
Buscador

Contacto

Formas de Pago

Suscribete a nuestras novedades

Dejanos tu e-mail y te mantendremos informados...

La continuación de la navegación por esta página supone la aceptación de las cookies utilizadas por la misma. Le recordamos que puede configurar su navegador para que no se instalen cookies, borrar las ya existentes y/o eliminarlas antes de iniciar la navegación por otras páginas del Sitio Web.

INDICE