Si Prim levantara la cabeza
Si Prim levantara la cabezaSi Prim levantara la cabeza
25 Noviembre 2015

Si Prim levantara la cabeza y contemplara desde su natal Reus, la vorágine fétida, insolidaria, corrupta, criminal y otras calidades de la estirpe catalana burguesa e insolidaria, volvería a la calle El Turco a que le pegaran no un trabucazo sino una ráfaga de ellos y finiquitar al instante.

La tropa, mejor dicho, la banda de los Pujol y su lacayo Mas, para ocultar sus desmanes, dicen que presuntos, no han dudado en inventarse una nueva bandera (la estelada) que a poco que la lleven a la tintorería no desteñirá sino colores ocres y marrones, dicho con todos los respetos, pero también con toda la indignación que supone llevar al pueblo catalán y al pueblo español a un enfrentamiento social y político (de momento) a cambio de atesorar en los infiernos fiscales, que no paraísos, cientos de millones de euros robados y esquilmados a la sociedad catalana y española, sin conciencia ni hartazgo, mientras a miles y miles de familias españolas no le llega para la educación, la sanidad y el pan de sus hijos.

Mucho ha tardado el Presidente Rajoy en percatarse de la calaña criminal de esta casta de racistas catalanes que no han tenido reparo en meter la mano en el bolsillo de todos los contribuyentes, como no lo tuvo el in-honorable Pujol en insultar a los pueblos andaluz y extremeño, al tildarnos de vagos y maleantes cuando viajó hasta estas tierras para comprobar in-situ nuestra idiosincrasia, sin saber que los andaluces somos un pueblo que alma de hombre a los hombres le dimos.

Esperamos que la tardanza de Rajoy se convierta ya en un jaque-mate a tal desbarajuste democrático, más propio de políticos negreros que de padres de la patria.

De casta le viene al galgo, es decir que las podridas corruptelas de los Jordi and Cía, bien podrían ser llevadas a la gran pantalla no con el título de El Padrino, sino como el Infame Caganet y sus mariachis.

No creemos pasarnos un ápice con tales adjetivos, porque en la historia de España nunca hubo un momento más contrario a la buena fama y decencia que el que estamos contemplando en pleno siglo XXI, donde el mundo camina hacia lo global mientras en Cataluña intentan dar un golpe de estado para cuartear ese mundo y quedarse con la hucha.

Tenemos un gran sentido de gratitud y cariño al pueblo catalán, ese pueblo catalán que siempre nos abrió las puertas a los andaluces, que lejos de ser parias de la tierra, llevamos a gala el ser la heráldica noble y prestante de la actual civilización, ya que en ese intento hemos estado y estaremos desde los tiempos de los tartesios hasta hoy mismo.

¿O no descubrimos un Nuevo Mundo para la civilización de Occidente? ¿O no somos los andaluces un pueblo donde nacieron Séneca, Murillo, Velázquez, Martínez Montañés, Nebrija, García Lorca y Picasso?

¿Dónde estudiaron historia estos golpistas catalanes que ignoran su contribución a la españolidad de nuestra nación olvidando que desde Wifredo el Velloso hasta Felipe VI, Cataluña ha sido siempre, un poderoso pectoral de España?

¿A qué tanto meter la mano en la bolsa y tan poco en la solidaridad, la decencia y la autenticidad de esta madre de naciones que es España? 

Acabamos haciendo una llamada, llamada tan humilde como en alta voz, porque ha llegado la hora de los españoles, de todos los españoles de buena voluntad y mejor ética, voluntad y ética tan lejanas al frentismo como a la permisividad.

Es nuestro deseo que los españoles catalanes o los catalanes españoles, hagan una reflexión y piensen que si alguien les roba, esos asalta pueblos los tienen en su misma casa, aunque de noche y con alevosía se lleven el botín en bolsas de basura o mochilas infestas hasta Andorra.

¿Creerán también que Andorra es suya?

Pronto lo sabremos como conoceremos si la hora de los españoles es también la hora de la clase política.

¿O seguirá este pillaje?

Pablo Utrera
Nuevo comentario
Buscador

Contacto

Formas de Pago

Suscribete a nuestras novedades

Dejanos tu e-mail y te mantendremos informados...

La continuación de la navegación por esta página supone la aceptación de las cookies utilizadas por la misma. Le recordamos que puede configurar su navegador para que no se instalen cookies, borrar las ya existentes y/o eliminarlas antes de iniciar la navegación por otras páginas del Sitio Web.

INDICE