425

No creemos pecar de alarmistas. Poco a poco, día tras día, la corrupción protagonizada por la clase política (y la no política) ha ido escalando puestos en la preocupación de los españoles. Tras el paro y la economía, la gran preocupación de los ciudadanos es la clase política, en la que nos encontramos con más de 300 servidores de lo público imputados en presuntos casos de corrupción.
¿Son pocos o son muchos? Cada cual puede opinar libremente. Nosotros hacemos dos preguntas: ¿Son todos los que están? ¿Están todos los que son?
Sea lo que fuere lo cierto es que cada día amanece y amanece todos los días, nos desayunamos con un caso nuevo, con un trinque, con un fraude, con un cohecho, con una malversación de fondos públicos, con un bofetón de hediondez y olor a sumideros tal que las pituitarias ya están saturadas, saturación que lleva irremediablemente a este país nuestro a optar por dos posturas: Conformismo o indignación.

0.00€
0%
Envio Gratuito
Nuevo comentario

Contacto

Formas de Pago

Suscribete a nuestras novedades

Dejanos tu e-mail y te mantendremos informados...

La continuación de la navegación por esta página supone la aceptación de las cookies utilizadas por la misma. Le recordamos que puede configurar su navegador para que no se instalen cookies, borrar las ya existentes y/o eliminarlas antes de iniciar la navegación por otras páginas del Sitio Web.

INDICE